La aparición del tema de los Activos Intangibles desafía naturalmente al modo en que se establecen los modelos de comportamiento y funcionamiento de las entidades públicas y privadas. El problema sobre cómo comprender los intangibles se reduce a las teorías, modelos y paradigmas que podrían movilizarse para comprender su papel en el interior y en el entorno de las organizaciones.

En la actualidad, el tema de los Activos Intangibles está cobrando trascendencia, ya que constituyen una fuente importante de crecimiento y de competitividad de las entidades; sin embargo, quedan por abordar aspectos significativos, como son la modelización y valuación de éstos; los métodos para mejorar el funcionamiento de las entidades, así como de los sistemas socioeconómicos.

Entonces, ¿qué son los activos intangibles?

Ponderación y valuación de la correcta determinación del valor de sus activos no físicos como: tecnologías y procesos de producción, innovación en formulaciones, sistemas y estrategias comerciales, red y canales de distribución, identidad corporativa, logotipos, marcas, empaques, slogans, promociones, campañas de publicidad, relaciones públicas, visibilidad de la marca, en general todo lo que sea capital intelectual.

Todo tipo de entidades y organizaciones tienen la posibilidad de incrementar su capital y obtener beneficios como deducciones, acceso a mayor financiamiento y conocer su valor real, entre otros. Nuestro servicio de Valuación de Activos Intangibles es una herramienta útil que te permitirá conocer y optimar un recurso valioso para el crecimiento financiero y apalancamiento crediticio, con grandes ventajas contables y fiscales.

Activos Materiales

Valuación de todos los activos de tipo físico o material con los que cuentan instituciones públicas, gobierno en sus tres niveles, las empresas y personas físicas. Permite la optimización de recursos y conocer el estado real de lo que poseen, así como su depreciación.

En Deca Nasser partimos de los principios fundamentales de que los activos tangibles son  aquellos  que tienen una forma física. Es decir, es cualquier activo material que se puede ver y tocar. Lo contrario de un activo tangible es un activo intangible.

En los ámbitos empresarial y público, los activos tangibles se pueden incluir en los No Circulantes (como la maquinaria o los edificios) y en los Circulantes (como el inventario). Un activo tangible, así como los intangibles, deben proporcionar beneficios económicos futuros razonablemente estimables y deben ser el resultado de una transacción previa (por ejemplo, una compra).

El valor añadido que ofrece nuestra Firma es darle, la exacta dimensión a estos activos evaluándolos bajo una óptica de proyección a futuro.

Desde una óptica contable, los activos tangibles se incluyen en la cuenta propiedades, planta y equipo; para los que tengan una vida útil estimada de más de un año, se deberá realizar el proceso de depreciación para repartir su costo entre todos los años de su vida útil, en lugar de asignar la totalidad del gasto al momento en que ha sido comprado.